D.-  Persecuciones y el abandono de los fieles.

   También se propagó que...

4.-Que el vidente envió una carta al periódico diciendo que le perdonaran, que
      se lo había inventado todo para ayudar a su familia, pues eran pobres
."

Pero lo cierto es que la aparición y el vidente todavía siguen en pie. Pasados ya 23 años desde esa carta, a pesar de tener que soportar tantos agravios, persecuciones, difamaciones, injurias, escarnios. Y de sufrir la amargura del abandono de casi todos los seguidores. Todo ello por culpa de esa carta denigrante que alguien envió al periódico. 

José Luis y su familia sacrificaron durante doce años todo por los Celestiales, sirviendo con muchos sacrificios, penalidades y renuncias personales, a todos los peregrinos que llegaban al santo lugar. No obstante todo ello, el vidente, Gran Guerrero del Tajo, se siente decir, y lo vio publicado en los periódicos, “que él había enviado una carta al periódico, diciendo que le perdonaran. Que era un engaño, que se lo había inventado todo para ayudar a sus padres, porque eran muy pobres.”

Es obvio que esa carta no la escribió José Luis. Pues sus padres no solamente no ganaron nada con la aparición, sino que ofrecieron a los Celestiales lo poco que tenían para su sustento y alimento personal: la finca.  Y sacrificaron todo su tiempo, (a veces hasta las 12 de la noche), recibiendo y sirviendo a los peregrinos que acudían al santo lugar. 

José Luis soportó estos agravios con mucho amor, paciencia y resignación. Estuvo muy dolorido por el abandono de su novia, (a raiz de esa carta), y muy mortificado por el revuelo de esos denigrantes artículos en la prensa. También  amargado por el abandono y desprecio de fieles muy próximos a la aparición (apóstoles), que no entendían que el vidente no quisiera o no pudiera defenderse: él se retiró en el silencio.

Bajo estas circunstancias muchos devotos, temiendo ser señalados y perseguidos por el mundo, (ser expuesto a las burlas, humillaciones y escarnios en la ciudad), se apartaron de la aparición y del vidente. Y la Finca de Nazareth quedó como un desierto: cuando antes se veían allí cientos de personas, después se veían apenas seis u ocho fieles.






                                                 


                                             


                                                   
   
                                                          LOS MENSAJES LO PROFETIZARON

JOSE LUIS MANZANO, el Gran Guerrero del Tajo, superando todas las barreras y esquivando los escollos, continúa cumpliendo con éxito la misión encomendada por nuestros Padres Celestiales: encaminar a las almas hacia Dios, destruir al anticristo y echar la maldad, Satán, de este mundo. Junto con los ángeles y Arcángeles.

MENSAJE 1-02-1997: «Os dirán de que todo fue un fraude, y de que os engañaron. Nadie os engañó. Sobre este lugar se os enseñó la verdad, la oración, el amor. Y nadie engaña para amar. El que engaña en vuestro mundo, lo hace por motivo de lucro. Nadie engaña por amor. No escuchéis, porque pruebas tenéis de que aquí estamos, estuvimos y estaremos.» (Ver mensajes de 1997. )

MENSAJE 2-02-1997: «Este lugar Dios lo va a hacer muy pequeñito, y va a ser ignora-do por todos. ... Os dirán que fue un fraude. Os dirán que fuisteis engañados. ... ... nadie engaña por amor. En este lugar se os ha enseñado a amar. ... Habéis aprendido a orar, y habéis escuchado parte de la Gloria. No se os pidió nada, solamente que lucharais por conseguir un lugar junto a Dios.»

Una persona muy asidua de la Finca y muy informada de todo, me dijo: "Presuntamente fué su novia, la que envió la carta al periódico." "José Luis tienes una letra muy fea. Pero la carta al periódico es redondeada y muy bonita." Y añadió: "Su novia estaría cansada de tanto rezo y sacrificio, a veces hasta las 12 de la noche, en las vigilias." 

Esta persona me mostró el periódico y una carta que José Luis había dado los más allegados. Y,  efectivamente, puedo asegurar que la letra no era la misma, no era de José-Luis. Y, examinada psicológicamente, la carta contenía frases que nunca las diría quien aparentemente firma. Ejemplo: José Luis habría supuestamente escrito: “Porque puede decir que yo a X. Y., (su novia), le arruiné su vida”.

Esta persona me dijo: "Presuntamente su novia, (andaluza), se juntó con otro joven de su edad, también andaluz, que había sido apóstol, (escogido de la virgen.)" "La novia iba a entrenar al gimnasio de la familia del joven. Y el roce hace el cariño".

La familia de la novia era muy creyente y devota. Y su sobrina, (un año mayor que ella), estaba casada con el hermano mayor del vidente. La boda ya estaba planeada, pero allí todo era sacrificio, oración y una inmensa confianza en Dios y Su Divina Providencia.

Y esa persona terminó diciendo: 
"La novia contó a la familia, que ella ya no quería casarse con José Luis, porque él le había dicho a ella, que todo era mentira, que se lo había inventado." "Y alguien envió esa carta al periódico. Presuntamente fue ella misma, la novia, para justificarse ante la familia. Pues el padre y el hermano eran muy creyentes y devotos de la aparición.

Esto puede  ser, pues la novia, después del revuelo de la carta, apareció formalmente y oficialmente unida con ese joven andaluz. Y estuvieron algún tiempo juntos.

La carta al periódico, era un lamento de la penosa vida que José Luis Manzano habría supuestamente hecho pasar a su novia. Culminando con la frase:“¿Porque se puede decir que yo a X. Y., (su novia), le arruiné la vida”. Yo no quiero juzgar, sino ser neutral:

Desde el punto de vista de una chica del mundo, siete años de noviazgo platónico, con muchos rezos y sacrificios. Sin tener una prospectiva clara de cómo se resolverá económicamente su vida futura, (¡allí no se admitía ningún donativo!), es muy duro.

Y es muy lógico pensar que esa frase: “¿Porque se puede decir que yo a X. Y., le arruiné la vida”, la escribió presuntamente la misma novia, y  ella envió la carta al periódico. 

Pero no pongo en duda la sinceridad del periodista al decir, que “él habló con José Luis”.  Yo le creo, que estuviera totalmente convencido. Pero no era el verdadero José Luis.

Una señora que iba todos los días a la Finca, me dijo: “seguramente con quien habló, fue con el anticristo”. Un predicador bajito siempre vestido de blanco, que iba a veces a predicar a Talavera.  Esta señora acudía a escuchar las prédicas de este sujeto, antes de conocer a la Santísima Virgen, en la aparición 'Finca de Nazareth'.

La señora me contó, que una vez estando ella sola en casa, de repente apareció este señor en la habitación. Yo, muy extrañado, quise matizar: “¿fue una visión translúcida, una proyección astral?” Ella respondió: “Yo le veía, como te estoy viendo a ti”.

Pero como ella no se perdía ningún primer sábado ni domingo de mes, cuando se daban las bendiciones especiales para los objetos, (“que lucirán con Luz inmensa en los días de las Tinieblas y el Castigo”), pues tenía la casa llena. Y cuando este señor se proyectó mentalmente, (o no sé yo cómo), en la habitación, a los pocos segundos se tapó los ojos con el brazo. Le cegaban esos objetos bendecidos. Y desapareció para siempre. 


Esta persona me dijo: “José Luis nunca negaría a nuestros Padres Celestiales, pero él no se defiende." Me contaba que era terrible, pues tenían a toda la ciudad en su contra. Iba por la calle le decían: “¿Ya vistes?, fué todo un engaño.” Así casi todos los seguidores y devotos  se apartaron, temiendo las burlas, el ridículo y el desprecio en la ciudad.

Hasta uno del entorno más próximo -apóstol-, insistió mucho: “¿Es verdad que has enviado esa carta al periódico, diciendo que todo fue un engaño?” "¿Es verdad que lo hiciste?" Y, como José Luis no se defendió, le escupió en la cara.

Yo le dije: “José Luis no se puede defender. Si él ha llegado a la maestría espiritual, el no va a decir que no fue él, pues según las enseñanzas de los Maestros Ascendidos, José Luis es uno con todos. Así lo que hace Vd., él no dirá que no lo ha hecho él. Eso sería traicionar sus convicciones más profundas, las enseñanzas que recibió.”

No sé si ella comprendió, pero se alegró mucho de que alguien le ratificara en sus convicciones más profundas: "No fue José Luis, el que envió la carta al periódico."
Solamente contestó: “¡Sí!, él es un gran maestro, lo dicen los mensajes”.












 






José Luis se sacrificó durante 12 años, sirviendo a los Celestiales, ayudando a todos sus hermanos espirituales, tratando de encaminar sus almas hacia Dios. En los rosarios de las vigilias hasta las 11 y 12 de la noche. Cumplió todo lo que le encomendaron nuestros Padres Celestiales, sin ningún afán de lucro, sin aceptar ningún donativo.

Muy al contrario: él y su familia ofrecieron lo poco que tenían para su sustento personal, la Finca. Con 24 años no había aprendido un oficio, pues estaba a diario al servicio de sus hermanos, así en 1997 se vio completamente solo, abandonado por casi todos.

Los mensajes se lo habían profetizado muchas veces. En la mañana de Resurrección, a las 7h., (el día 30-03-1997), el Maestro le dice: "¿Ves cómo te dije, que te quedarías muy solo?" (Se ve que José Luis dijo que ya lo esperaba).  Y el Maestro continuó:
"¡Sí, ya sé!, pero no esperabas la otra parte." (Se referiría a la carta del periódico.) 

Y añadió: "Ten cuidado, porque hay partes que tú no conoces, y están por llegar.

José Luis, abandonado por casi todos, quiso comenzar como los demás, ser como los demás. Se apuntó a un programa de empleo del Ayuntamiento. Y le destinaron a barrer las calles de Talavera. Cosa que él realizó humildemente y con mucho gusto.

Pero hubo algunas almas que, ignorantes de lo que el Gran Guerrero del Tajo representa y de lo que él se sacrificó por TODOS nosotros, y por el mundo entero, que mientras él barría las calles de la ciudad, (un cuadro alegórico de su sublime Misión: limpiar este mundo de la maldad de Satán y destruir al anticristo, su hijo), le decían: “Anda ca...ón, ¿pues no decías que se te aparecía la Virgen?, ¡dile que te ayude ahora!”

Insultos y vejaciones que el vidente asumía con mucho amor, paciencia y resignación. 


Con estos cuatro ejemplos, (en los artículos anteriores), es suficiente para ver la gran injusticia sufrida por el vidente, con esas vejaciones y escarnios. No hará falta dilucidar otros casos más, pues todos ellos van en la misma línea: querían ofender y dañar

José Luis no se defendió ni se defenderá de tantos escarnios, difamaciones, injurias,  persecuciones y ofensas. Pero, como dijo el Arcángel S. Miguel: “El que dañe al Guerrero le pesará tanto en vida como en muerte.” Y se repitió en algunos otros mensajes:

«RECUERDA lo que dijo el Ángel Sagrado: "Aquél que daña al Guerrero, le pesará mucho, tanto en vida como en muerte."» (Mensaje 28-01-1990.)


«NO TE OLVIDES, ni olvidéis vosotros, lo que dijo el Ángel Luchador: "Aquél que critique al Guerrero, le pesará tanto en vida, como en muerte."» (Mensaje 2-02-1990.)


Por todo lo anteriormente expuesto, pido respeto y empatía hacia el vidente y su familia: ellos ofrecieron lo poco que tenían para su sustento personal, a nuestros Padres Celestiales, y éstos lo dieron para todos sus hijos, para todos nosotros.

No está bien decir, "que el Gran Guerrero ha dicho que todo fue un engaño, que lo hizo para ayudar a sus padres, porque eran muy pobres". Pues materialmente ni él mismo, ni sus padres, no ganaron absolutamente nada con la aparición. Muy al contrario: se sacrificaron y ofrecieron lo poco que tenían a los Celestiales. Y éstos lo entregaron para nosotros: Dieron lo poco que tenían, para todos nosotros.














                  





Los Celestiales prometieron estar en la Finca de Nazareth, un lugar santo y sagrado, hasta el Fin de los Tiempos. Allí están, y en verdad allí se siente su presencia:

MENSAJE 17-08-1988: «Y el mundo no se da cuenta de que Yo vengo para preveniros de todo lo que va a ocurrir, como una buena madre. Así soy yo hijo mío: triste y dolorosa por todos los errores que tan clavados están en mi Inmaculado Corazón.»

MENSAJE 1-02-1997: «Mi promesa fue de permanecer aquí hasta el Final de los Tiempos. Yo estaré aquí, y aquél que cree firmemente comprenderá estas palabras.  Y el que no, va a dudar. No es un final, pero quiero que viváis de vuestra fe; no de mis palabras, sino de vuestra fe. Tenéis que poner en práctica cuanto habéis aprendido.»

MENSAJE 2-02-1997: «Nuestra promesa fue, de permanecer hasta el Final de los Tiempos en este lugar. ¡Aquí estaremos!, y estaremos con vosotros. No os sintáis abandonados, porque Dios debería de sentirse más abandonado por parte vuestra.»

    ¡Ave María purísima! Sin pecado concebida.



 

joseluis-4.jpeg
w.Talavera49.jpg
Talaver.jpg